El presidente de Chile, Sebastián Piñera, informó a través de un mensaje a nivel nacional que las fechas de inicio de vacunación todavía no están confirmadas y que será el Ministerio de Salud el que determinará “oportunamente las fechas y lugares de vacunación para los distintos grupos de la población”.

“Durante este mes de diciembre aterrizará en Chile el avión con las primeras 20.000 dosis de vacunas, lo que nos permitirá empezar a vacunar de inmediato a todas las personas que trabajan en las Unidades de Cuidados Intensivos”, agregó el mandatario.

El Reino Unido fue el primer país occidental en aprobar el uso de la vacuna de Pfizer el pasado 2 de diciembre. En América Latina, ya lo han hecho México, Panamá y Costa Rica.

Miembro de Covax, como Colombia, Chile se aseguró 44 millones de vacunas más

En septiembre, Chile suscribió acuerdos para dotarse de millones de vacunas contra el coronavirus causante del COVID-19, entre ellos uno con Pfizer-BioNtech por 10 millones de dosis.

Adicionalmente, se integró en Covax; una iniciativa global liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unión Europea, países latinoamericanos y fundaciones como la de Bill y Melinda Gates, de la que también forma parte Colombia. Esto le permitirá acceder a otros ocho millones de dosis de la vacuna que prefiera y que tenga la validación de la OMS.

Chile reservó también 14,4 millones de dosis del inmunizante que está desarrollando el laboratorio AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford, y llegó a un acuerdo con el laboratorio Sinovac de China para acceder a otras 20 millones de dosis.

El gobierno anunció que se vacunará en primer lugar a la población más vulnerable al virus, estimada en cinco millones de chilenos, lo que equivale a un 26% de sus ciudadanos. Ese primer grupo incluye a los trabajadores de la salud, los mayores de 65 años, enfermos crónicos y personas que viven en centros cerrados.