Los dichos del ultraderechista agitan las aguas con Europa, en medio del combate a los peores incendios registrados en años en la cuenca del Amazonas, mientras da un nuevo guiño al gobierno de Donald Trump enviando a su hijo y posible futuro embajador, Eduardo Bolsonaro, a “agradecer” el respaldo de Washington a su gestión de la emergencia ambiental.

Bolsonaro acusó a Alemania y Francia de intentar “comprar” la soberanía de Brasil después de que el G7, bloque que reúne a las grandes potencias, ofreciera 20 millones de dólares en ayuda para combatir el fuego y se negó a recibir la ayuda hasta que su par francés, Emmanuel Macron, retire comentarios vertidos días atrás sobre internacionalizar la protección de la Amazonía.

Asimismo, confirmó que hablará con la canciller alemana, Angela Merkel, sin dar detalles sobre la charla que sostendrán.

La semana pasada, en la cumbre del G7, Macron declaró que los incendios forestales que arrasan a la Amazonia, y también están afectando a Bolivia, son una “crisis internacional” e incluyó el tema en la agenda de la reunión de las potencias que celebrada el fin de semana en la ciudad francesa Biarritz.

Bolsonaro replicó acusando a Macron de tener una “mentalidad colonialista”.

Más allá de la retórica, en medio de la creciente presión internacional, el mandatario emitió el jueves un decreto para prohibir por 60 días las quemadas en todo Brasil para tratar de poner fin a los incendios en la Amazonas

Entre miércoles y jueves se detectaron 2.300 incendios nuevos, más de la mitad en la Amazonia.

En el estado de Rondonia, donde los esfuerzos de extinción de incendios se concentraron inicialmente, se registraron 67 incendios nuevos el jueves, casi tres veces más que el día anterior.

La policía arrestó el jueves a tres personas por quemar más de 5.000 hectáreas en un área de conservación en el estado de Pará.

En lo que va del año, Brasil registra un total de 87.257 incendios, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

Casi 1.500 de los nuevos incendios avanzan sobre la extensa cuenca del Amazonas. El total de este año es el más alto desde 2010, cuando se detectaron 132.106 incendios en todo el país en el mismo periodo.

Miles de soldados y bomberos se han desplegado desde el fin de semana para combatir los incendios, junto con dos C-130 Hércules y otros aviones que arrojan agua sobre las áreas afectadas en el norte del país.