Según la policía, citada por el canal local 7 News, mediante su ‘post’, la mujer de 28 años estaba incitando a otros a desconocer la medida de cuarentena por coronavirus fijada para este fin de semana.

El diario británico The Guardian publica que en esa ciudad del estado de Victoria, en el sur de Australia, la policía ha realizado varias detenciones de personas que han apoyado un movimiento antimedidas de precaución por la pandemia que realizará un evento presencial de gran magnitud en este sentido el próximo 5 de septiembre.

En el video del arresto, se le oye decir a la embarazada, vestida con su piyama y de nombre Zoe Buhle, que tiene una ecografía dentro de poco, que sus hijos pequeños la están mirando y que si quieren ella borra la publicación en Facebook, pero la policía no detiene el procedimiento.

Respecto de la reunión de manifestantes programada para septiembre, la policía de Victoria emitió un comunicado, citado por USA Today, que dice: “Cualquier reunión de esta naturaleza será una evidente violación de las normas de la Secretaría de Salud y pondrá en riesgo las vidas de las personas de Victoria”.

Y advierte: “Quienes sigan pensando en reunirse el 5 de septiembre para protestar en Ballarat deberán contar con una acción rápida y firme de la policía”.

La mujer arrestada aseguró en Facebook que la pandemia por coronavirus era “la falsa alarma más grande del mundo”, al tiempo que criticó las cuarentenas como una forma de atajar la dispersión del COVID-19.

Australia registró menos de 100 nuevos casos de coronavirus el lunes, su menor cifra en dos meses, según cifras recogidas por la Universidad Johns Hopkins, una noticia que coincide con la decisión de las autoridades de comenzar a levantar las restricciones en Melbourne, segunda ciudad del país y foco de la mayoría de los contagios, destaca la agencia AFP.

El lunes, el estado de Victoria, del que Melbourne es capital, registró 73 nuevos casos el lunes, frente a los más de 700 que se registraban a finales de julio.

Desde hace semanas, los habitantes de la ciudad viven respetando importantes restricciones, como un toque de queda nocturno y el cierre de comercios no esenciales.

En Australia se han presentado otros arrestos durante la emergencia sanitaria, como el de una fiesta de 16 personas a las que la policía sorprendió y procedió a arrestar.

Este es el video del momento del arresto, en el que la mujer asegura que no pensó que estaba cometiendo un error: