De acuerdo con el noticiero 7 News, la reunión ilegal fue descubierta gracias a 2 paramédicos que estaban en un KFC a la 1:30 de la mañana del pasado viernes y vieron que una pareja hizo un gran pedido como para 20 personas.

A los profesionales de la salud les pareció sospechoso que solo 2 personas, y a esa hora, pidieran esa cantidad de comida, por lo que avisaron a las autoridades, indica el mismo medio.

La policía localizó el auto en que iban la pareja, gracias a la matrícula, y luego llegó a la casa donde se celebraba una fiesta de cumpleaños en medio del confinamiento obligatorio que se vive en Melbourne luego de un rebrote de coronavirus, explica el informativo.

Los oficiales a cargo del operativo encontraron a 2 personas durmiendo y a otras 16 celebrando en el jardín. A todas ellas se les puso una multa de 1.652 dólares australianos (más de 4 millones de pesos colombianos), por violar las normas de aislamiento en plena pandemia, detalla 7 News.

“Es ridículo este tipo de comportamiento. Son 26.000 dólares (en total) lo que les costó esa fiesta de cumpleaños. Es una fiesta de cumpleaños para recordar”, bromeó en rueda de prensa el comisario jefe de la policía de Melbourne, Shane Patton, citado por el mismo medio.

Según el noticiero, la región metropolitana de Melbourne volvió a tener en las restricciones para evitar la propagación del COVID-19 y solo hay cuatro razones esenciales para salir de casa: asistir al trabajo o el colegio, buscar o administrar atención médica, hacer ejercicio o comprar lo esencial.