Appleby dijo al canal News 4 San Antonio, de la cadena NBC, que no quería ser alarmista, pero sí dar a entender a la comunidad que el coronavirus no es un juego.

Solo estamos tratando de compartir algunos ejemplos que pasan en la vida real para ayudar a nuestra comunidad a darse cuenta de que este virus es muy grave y puede propagarse fácilmente”, expresó la médica a ese medio.

De acuerdo con la galena, el joven, del cual no reveló su identidad, acudió a una ‘fiesta COVID’, que, según las palabras de ella, fue organizada por un paciente diagnosticado con el virus y la “idea es ver si es real y si alguien se infecta”.

“Justo antes de que el paciente muriera, miró a su enfermera y dijo: ‘Creo que cometí un error, pensé que era un engaño, pero no lo es’”, dijo Appleby al canal estadounidense.

Preocupada por los crecientes casos de COVID-19 en jóvenes, más que todo por la incredulidad de la pandemia, la directora médica del Methodist Healthcare detalló en News 4 San Antonio que ahora a un 22 % de las personas a las que les practican el test tienen coronavirus, mientras que semanas atrás la cifra era solo del 5 %.

“El coronavirus no discrimina y ninguno de nosotros es invencible, por favor usen tapabocas, quédense en casa cuando puedan, eviten las aglomeraciones y laven sus manos constantemente”, pidió la médica en el mismo canal.

Estados Unidos alcanzó este domingo las cifras de 3.297.501 casos confirmados de COVID-19 y de 135.155 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

En cuanto a contagios, California es el segundo estado solo por detrás de Nueva York con 320.957, Florida el tercero con 269.803 y Texas el cuarto con 269.803.