Los suecos se fueron en ventaja al minuto 50 por intermedio de Ludwig Augustinsson, luego de unos errores en la defensa de los ‘manitos’ que permitieron el disparo cruzado del escandinavo, que venció a Guillermo Ochoa:

El 2-0 llegó en el minuto 62 por intermedio de Andreas Granqvist, que cobró un penalti después de una falta en área sancionada por el árbitro argentino Néstor Pitana:

El tercer tanto llegó en el minuto 74, con un autogol del defensa Édson Álvarez, que metió el balón en su propia portería con la mano.

Con este resultado, y aún a la espera del desenlace del partido entre Serbia y Brasil (a la una de la tarde), los ‘manitos’ chocarían en octavos de final contra los ‘cariocas’, si estos pasan como primeros del grupo E.