El artista dijo en ‘Lo sé todo’, programa del Canal 1, que había tenido un altercado con la disquera y que su agente, conocido como ‘Cabeto’, no veló por sus intereses ni lo apoyó.

“Simplemente les pedí [a la disquera] un balance de lo que realmente habían gastado para ver como yo les hacía una propuesta a ellos para devolverles la inversión que habían hecho. A ellos les da mucha rabia y el señor Cabeto’ en vez de ser un mediador de velar por mí como representante lo que hace es ponerse en mí contra “.

Cantillo también cuenta que luego se enteró de que el director de marketing, además de ser el hermano mayor de ‘Cabeto’, era uno de sus socios y el representante legal suplente de la disquera con la que había firmado contrato.

“Yo me sentí engañado, porque cuando terminé de grabar la novela, él me llama y me dice que tiene 2 inversionistas que van a crear una disquera TN Music y que yo voy a ser el primer artista de la disquera… después de eso comenzaron a aparecer los problemas”.

Por eso, el cantante y actor decidió dar por terminado su contrato unilateralmente aconsejado por su madre y sus abogados, porque asegura que hasta pasó hambre y vio su carrera estancada a causa de un contrato que no era el mejor:

“Yo tenía la esperanza en que el proyecto que teníamos iba a dar sus frutos pero me vi en un estancamiento artístico y musical. demoré más de un año y medio donde no hacía conciertos, incluso pase meses terribles, sin dinero, con problemas para pagar mis gastos más básicos”.

Por otro lado, el reconocido representante de estrellas como Aída Morales, Variel Sánchez, Luly Bossa, Carla Giraldo, Alejandro Estrada, entre otros, respondió a las declaraciones de Cantillo al mismo medio.

“Él vino con su mamá a manifestar su inconformidad, a pesar de que la disquera con la que firmó TN MUSIC, le había dado varios anticipos, le había pagado su video lanzamiento y su promoción, y manifestó que se quería retirar. Mandó una carta dónde decía que quería terminar el contrato, cosa que no es viable”.

El mánager explicó que el dar por terminado el acuerdo, implica una demanda civil por parte de la disquera, pues hay un incumplimiento por todo lo que han invertido y que esperaban recibir. “La penalidad de la disquera no la sé porque eso no es mío, el incumplimiento conmigo sería de 300 SMLMV (aproximadamente 294 millones de pesos)”, manifestó.

El paso siguiente es una conciliación, que de no darse llevaría a un proceso civil y eso no le convendría al cantante. Galeno aclaró que este proceso implica unas medidas cautelares que le prohíben a su representado hacer algo musicalmente hasta que no se resuelva el conflicto.

A continuación, el comunicado oficial que el intérprete vallenato compartió en su cuenta de Instagram.