“Varias mujeres han sido lanzadas conmigo. Por ejemplo, estaba en una discoteca con mi novia y me mandan mensajes en servilletas”, contó Velásquez. 

Agregó que cuando está en la calle le pitan mucho y que una vez le gritaron: “bebé, ¿a dónde te recojo?”

De acuerdo con Velásquez, un día le tocaron la cola en un centro comercial cuando subía en una escalera eléctrica. 

El integrante del equipo de los antioqueños se toma con gracia estos acosos y asegura que no le importa su belleza porque ya es papá y ahora tiene otros intereses.