La joven, que se llama Yénifer Pulgarín, llegó sonriendo al lado de los presentadores, Sebastián Carvajal y Valerie Domínguez, quienes se dispusieron a hacerle la pregunta enviada por los televidentes a Miss Universe Colombia.

Cuando le empezaron a formular el interrogante, la Miss Norte de Santander dirigió su mirada a la parte baja de la tarima, y no enfocó su atención en los conductores del certamen, hecho que para muchos fue extraño.

El momento clave, que dejó sorprendidos a los televidentes, fue cuando la aspirante a Miss Universe Colombia empezó a responder por medio de lenguaje de señas; allí todos entendieron que era sordomuda y más de uno se mostró empático.

La mayoría de usuarios en Twitter destacaron el hecho de que el certamen, en el que le cambiaron el apellido a Catriona Gray, enviara sin hacer mayor alarde un mensaje de inclusión para el país, que tanto lo necesita en este momento.

Aquí, las interacciones de los usuarios con respecto de la concursante y el certamen: