Las historias fueron grabadas durante la celebración de Pipe Bueno y Luisa Fernanda de San Valentín, en una fonda de Bogotá. Lo que causó revuelo en redes sociales es que su hijo Máximo, de tan solo tres meses de edad, se encontraba en el lugar, mientras que la música estaba a todo volumen.

Varios seguidores dieron a conocer su inconformidad, teniendo en cuenta la poca ventilación del lugar, lo que podría repercutir en la salud del bebé, considerando la pandemia del coronavirus.

Por el momento, la pareja no se ha pronunciado, pero enfatizaron que fue un evento familiar y que están en un momento maravilloso.

En una foto que la creadora de contenido publicó con su pareja, le dedicó un mensaje expresando que:

“Felipe me demostraste que si se puede seguir adelante a pesar de las circunstancias, o de las opiniones de gente ajena… me enseñas día a día a ser una mujer fuerte más de lo que yo misma creo!! Sigamos disfrutando del presente mi amor”.

Por motivos laborales, la pareja se encuentra viviendo en Bogotá y, de acuerdo con varios medios de comunicación locales, Pipe Bueno quiere ampliar su carrera musical y es posible que empiece a tomar clases de actuación.

Aquí la historia de Instagram.