Aunque hace tres días ya había escrito sobre el tema en su cuenta de Instagram, la presentadora reafirmó su disculpa en vivo al inicio de la semana.

“La embarré. El comentario que hice sobre la danza fue estúpido e insensible y lo siento mucho”, dijo la rubia, sobre las palabras que la pusieron en el ojo del huracán hace unos días.

“Ya veremos cuánto dura”, fue lo que se le ocurrió decir a Spencer cuando emitieron una nota de las actividades que toma el heredero del trono británico, entre las que está tomar clases de ballet.

En redes sociales, Lara modificó su discurso y aseguró que “Desde ballet hasta cualquier cosa que alguien quiera explorar en la vida, digo ‘hazlo’. Creo complemente que todos deber ser libres de perseguir nuestras pasiones”, se lee en su post.