“Estaría perfecto para mí”, dijo el duque de Cambridge, luego de añadir que no era la primera vez que reflexionaba sobre el tema: “Algunos padres me dijeron lo mismo. Creo que uno no piensa en eso hasta que es papá”, dijo, y retiró: “Obviamente, estaría absolutamente bien por mí”, según informa People.

El príncipe William también contó que lo que realmente le estresa es cómo lo vería la gente, debido a la posición de sus herederos: “Lo único que me preocuparía es cómo ellos, particularmente por los roles que llenan, cómo eso va a ser interpretado y visto, así que Kate y yo hemos hablado mucho sobre el tema, para asegurarnos de que ellos estén preparados”.

El apoyo del príncipe a las personas LGBT ha sido evidente en diferentes ocasiones, como en 2016, cuando fue portada de la revista Attitude o, precisamente la visita al Albert Kennedy Trust, en donde estuvo escuchando y aprendiendo sobre la problemática de jóvenes de la comunidad que no tienen hogar.

Príncipe Wiliam
El príncipe William en el Albert Kennedy Trust. / Getty Images