Así lo confirmó la Press Association a través de Twitter, detallando que los padres de Archie Harrison Mountbatten-Windsor iniciarán por aparte su propia fundación.

La decisión, de acuerdo a información de ayudantes de la realeza citada por CNN, fue de mutuo acuerdo y no tiene nada que ver con la supuesta rivalidad entre las dos parejas, que han querido vender varios tabloides ingleses desde hace meses.

Con la salida de Meghan y Harry de la causa, el príncipe William y su esposa Kate Middleton renombrarán la organización como Fundación Real del duque y la duquesa de Cambridge.

Con el cambio, William y Kate desarrollarán también iniciativas para ayudar el medio ambiente y a niños y familias, de acuerdo con un comunicado del palacio de Kensington, replicado en Twitter por la reportera especializada en la realeza Carolyn Durand.

Los dos matrimonios continuarán, sin embargo, trabajando juntos en otros proyectos como el de Heads Together, enfocado en la salud mental, agrega la revista Elle.