Kylie vivió un momento difícil luego de que su mejor amiga traicionara la confianza de su familia, hecho que la dejó en una posición cómoda. Incluso, a pesar de estar del lado de Khloé se mostró afectada por lo que estaba viviendo Jordyn.

En una llamada que sostuvo la menor de las Jenner con Kim le pidió que dejara de hacerle ‘bullying’ a Woods, pues vio que la empresaria publicó una historia en Instagram en donde aparece cantando junto a Malika Haqq (amiga de ‘Koko’) el tema ‘Don’t mess with my man’ (No te acerques a mi hombre), lo que era una indirecta clara.

“Simplemente pienso que deberíamos estar por encima de todo esto, que deberíamos ser mejores personas. Me parece que deberías llamarla, gritarle o lo que les dé la gana, pero hagámoslo en persona. […] No hay necesidad de hacerle ‘bullying’ a nadie a través de redes sociales”, le dijo Kylie a ‘Kiki’.

Pero Kylie no soportó mucho la presión, pues también tuvo que asimilar el hecho de que su exmejor amiga ya no podía tener un espacio en su vida.

“Anoche (Jordyn) habló conmigo y me preguntó si podía pasar a buscar algunas cosas que dejó en casa. Pasó por ellas y solo por su mirada pude ver que ella está pasándola muy mal“, explicó en medio del llanto.