Kylie, que está a pocas horas de cumplir 23 años, sorprendió a sus seguidores con la grabación de su rutina de maquillaje que incluyó 18 tragos de la famosa bebida mexicana, cantidad que hasta en ellas causó estragos.

Con 5 ‘shots’, ‘Koko’ empezó a aplicarse la base y su hermana igual; luego hicieron una videollamada con Kris Jenner, su madre, a quien invitaron a la ‘fiesta’ improvisada que estaban haciendo, pero ella prefirió abstenerse, solo dijo que se veían “lindas borrachas”.

Luego del ‘contour’, que realizan con polvos oscuros y claros para resaltar las zonas de sus rostros, llegó el momento más complicado: las sombras, para ese momento la menor de las Kardashian ya se sentía un poco mareada y hasta le dio hipo.

Con 8 tragos, y unas sombras bien logradas, decidieron pasar al delineado sus ojos, como era de esperarse, las líneas no quedaron rectas y mucho menos proporcionales. En un momento Kylie ayudó a Khloé para mejorar su apariencia.

En todo caso, el resultado final sí quedó muy lejano a lo que las empresarias están acostumbradas a mostrar a sus seguidores. Jenner exageró con las sombras, el ‘blush’, la intensidad de sus labios y hasta su camiseta terminó manchada, pero fue más hábil que ‘Koko’ en el proceso.

Tal fue el grado de alcohol con el que terminaron en sus cuerpos que Sofia Richie, novia de Scott Disick, fue ‘maquillada’ por ellas y fue quien cerró la grabación mientras las hermanas corrían por el ‘set’.

Este es el video: