Daneydis Barrera ha pasado de ser viral en sus redes sociales a ser una empresaria que genera trabajo a miles de personas en el país con su centro de keratinas.

Sin embargo, no ha sido un proceso fácil, pues la mujer asegura que es una ‘persecución’ en su contra. No ha podido vender tranquilamente sus productos y este viernes recibió una carta del Invima que la hizo derramar varias lágrimas.

“Me dijeron (Invima) que mi keratina no se puede llamar Keratina, le puse ‘tratamiento alisador’ y lo aprobó después de 4 meses, porque se unieron muchas marcas a sacarme del mercado diciendo que mi producto no era bueno y les estaba bajando las ventas”, comentó Daneydis, entre lágrimas.

Además, explicó en sus redes que no ha encontrado apoyo, aunque nunca ha querido dañar a otra empresa. Va por el quinto abogado, pero desde que tuvo problemas con el Gobierno por dañar instalaciones de Transmilenio, le cerraron todas las puertas.

Acepta que estuvo mal y está arrepentida, cumplió su condena, fue al psicólogo, al psiquiatra, asistió a todas las clases que el Gobierno le pidió asistir, hizo parte de la defensoría del pueblo e incluso tiene un certificado, pero las cosas no han mejorado para la emprendedora.

Sus únicos deseos es que le dejen generar trabajo, incluso, aclaró que a sus empleados les paga ARL, caja de compensación, EPS y les da bonificaciones, y que todos su productos los factura con IVA, está haciendo todo como lo indica la ley, pero sigue sintiendo una persecución en su contra que no le permite progresar y que le causa daño a sus empleados.

Los seguidores han expresado apoyo a ‘Epa Colombia’, así como lo hizo la actriz porno Esperanza Gómez esta semana, y piden que la dejen vender, que le den una oportunidad a personas que intentan mejorar.

Vea aquí el video: