Ocurrió cuando fue a hacerse un segundo examen, pues hace casi un mes le habían confirmado que tenía coronavirus, y le dieron el resultado del segundo positivo, pero con la ñapa de que está esperando un bebé.

La noticia, aunque la recibió con optimismo y confía en que saldrá “victoriosa de esta enfermedad” para recibir a su hijo sin ningún problema, la compartió también para contar sobre la pobre atención que le ha dado su EPS, teniendo en cuenta su actual estado.

“Yo tengo claro que las embarazadas deben restringir cierta ingesta de medicamentos porque pueden exponer al bebé, sin embargo, esperé que al menos se me hiciera un monitoreo oportuno, me guiaran en cómo debía hacerlo y qué debía tomar durante el tiempo que durara mi aislamiento. Pero no, nunca lo tuve”, denunció Lina Marcela.

A pesar de todo, la exrepresentante del Chocó en el Reinado nacional de la belleza contó con suerte, pues el seguimiento que no le hizo su EPS sí se lo hizo la Secretaría de salud municipal y departamental, según contó en su publicación.

Al final, Mosquera reiteró la importancia del autocuidado y del seguimiento de las indicaciones de las autoridades para enfrentar el COVID-19.

View this post on Instagram

Quiero contarles que luego de casi un mes de practicarme una primera prueba de covid-19🦠, donde resulté positiva, hoy 8 días después de tomarme la segunda muestra para descartar; me notifican que continúo estando POSITIVA en un estado especial, ESTOY EMBARAZADA 🤰🏽. Y aunque me siento “bien” dado que ya no presento ninguno de los síntomas por los que consulté la primera vez, lo que sí me causó mucha curiosidad (y en eso necesito que ustedes me ayuden) es por qué en todo este tiempo JAMÁS la EPS a la que pertenezco (SANITAS) no me envió una fórmula o me hizo un seguimiento especial, teniendo en cuenta qué hay otra vida de por medio. Yo tengo claro, que las embarazadas deben restringir cierta ingesta de medicamentos porque pueden exponer al bebé, sin embargo, esperé que al menos se me hiciera un monitoreo oportuno, me guiaran en cómo debía hacerlo y qué debía tomar durante el tiempo que durara mi aislamiento. PERO NO, NUNCA LO TUVE. Cosa que sí hizo y tengo que agradecerles a la Secretaría de Salud Municipal y Dptal que no dejaron de llamarme un sólo día para preguntarme por mi estado. Me tocó por mi cuenta y por la responsabilidad que tengo con mi familia y las personas que me rodean, durante todo este tiempo tomar remedios caseros que me ayuden a superar los síntomas, sin embargo no se ha logrado objetivo. Les confieso que me he deprimido MUCHO con el tema, he llorado bastante, probablemente por la hipersensibilidad que activa mi estado; pero sin perder la fe en Dios de que pronto saldré victoriosa de esta enfermedad. De verás este post lo hago para que todo aquel que no haya pasado por esta situación, tomen las precauciones pertinentes. No es por joder que las autoridades les piden que acaten las recomendaciones de autocuidado, es porque se preocupan por la salud de todos. El covid no es juego, es una TRISTE REALIDAD, las cifras así lo indican. Enfrentemos esto con disciplina y responsabilidad. Seguramente a muchos les ha dado suave, tratándolo en casa (como a mí) pero muchos otros hoy están en una clínica o en un Hospital debatiéndose entre la vida y la muerte; incluso, con la incertidumbre si volverán a abrazar, a besar y a regresar con sus seres qu

A post shared by Lina Marcela Mosquera Ochoa (@linamar8a) on