Eso, a juzgar por una reciente aparición en una historia de Instagram de su pareja Diana Celis y un comentario en una publicación de Sara Uribe, firmado por ella desde la cuenta de su novia, que publicó Minuto 30, medio que avala el pantallazo de una cuenta de Twitter, pues el mensaje ya habría sido borrado.

Y es que según se escucha en la lectura de la decisión del juez de garantías que llevó su caso en los juzgados de Paloquemao, Daneidy Barrera Roja, nombre real de ‘Epa’, tiene “Prohibición de utilizar redes sociales y/o entablar comunicación con medios de comunicación, lo que implica cerrar todas sus cuentas”, pero no especifica su aparición en los perfiles de otros usuarios de la red social.

Aunque el 30 de noviembre se despidió de los más de 7 mil seguidores que tiene en una cuenta alterna de Instagram, ni ese ni su perfil verificado (con 855 mil seguidores) están clausurados a la fecha, como ordenó el juez. En la cuenta oficial su última publicación es del 19 de noviembre, pocos días antes de hacer el video que la llevó ante la justicia.