El medio aseguró que la boda de la viuda del artista pareció ser muy elegante y ostentosa. Ella contrajo matrimonio con Michael Fredman, a quien nombró cuando anunció su compromiso como su “ángel en la tierra”.

El gran día se llevó a cabo el 4 de enero, como la misma mujer confirmó en su cuenta de Instagram, luego de que el sitio especializado en celebridades mintiera sobre la fecha, asegurando que había sido la misma en que Talinda contrajo matrimonio con el fallecido artista, con quien se casó en 2005, y a quien perdió en 2017 luego de que él se suicidara.

“Quiero aclarar algo. El 4 de enero me case con un hombre maravilloso, gran amigo e hijo […] El día que escogimos fue un día con significado, en muchos sentidos. Mi aniversario con mi amor, Chester, primero de enero, no fue el día. El primero [de enero] siempre será el día en que me casé con Chester. Jamás pintaría sobre ese hermosos día con nada más”, se lee en parte del mensaje de la viuda.

View this post on Instagram

With joy and love I want to set something straight. ON JANUARY 4th, I wed a wonderful man, great friend, and son this weekend. We celebrated with all of our family and friends on the beautiful island of O’ahu. The day we chose was a day of meaning, in many different ways. My anniversary with my love, Chester, JAN 1 Was NOT THE DAYE. Jan 1st will always be the day I married Chester. I would never paint over that beautiful day with anything else. To all of the tabloids who printed a false story, inciting anger to me and my husband, who has upset lots of fans, and to create anger and pain, I ask you FOR WHAT?? To make money off of a false headline should be criminal. SHAME ON YOU @TMZ and any other that has repeated the story.Please Repost.

A post shared by Talinda Bennington (@talinda320) on

El lugar de la recepción de la boda fue en Turtle Bay Resort, ubicado en Kahuku (Hawái), en donde no escatimaron gastos a la hora de decorar, pues había hasta varios detalles bordados con sus nombres.

Los colores que destacaron en la celebración fueron el blanco y el dorado; el primero como parte de las telas y el segundo para cubiertos y detalles que dieron los toques glamurosos al lugar, que también tenía varias flores blancas.