Así lo relató la presentadora en ‘La red’, donde dijo que todo comenzó en el 2019 cuando, luego de 14 años de vivir con esos implantes con los que aumentó el volumen de su busto, notó anomalías en sus senos, por lo cual se sometió a exámenes médicos.

“En una de esas, fui y me hice la mamografía y resulta que se había reventado una de las prótesis que tenía. Después la otra”, contó en el programa de chismes.

Allí también indicó que debió viajar de Bogotá a Medellín para hacerse la cirugía que le permitiría corregir ese problema, pero en la capital antioqueña tuvo problemas para adquirir la póliza que la cubría ante una eventualidad que pudiera suceder durante la intervención quirúrgica.

“No me la quisieron vender por mi preexistencia médica, porque tenía un antecedente de enfermedad renal”, dijo la exreina, quien, justo al inicio del confinamiento nacional para prevenir el contagio de coronavirus, manifestó su preocupación por sus bajas defensas y, en general, su estado de salud.

En su relato en el show de farándula del Canal Caracol, Betancur aclaró que su EPS se hizo responsable de la mencionada póliza y así pudo, finalmente, hacerse la operación en la cual decidió dejarse unos implantes más pequeños que los que tenía antes del accidente con sus antiguas prótesis.

En el mismo magacín de entretenimiento, la también modelo no desaprovechó para llamarle la atención a las EPS y al sistema de salud, con el cual viene lidiando desde hace algún tiempo por cuenta de una enfermedad renal por la cual debió recibir un trasplante de riñón hace 5 años.

A propósito de esto último, en agosto del 2019, Adriana Betancur expresó su temor ante la posibilidad de morir, esto luego de que su cuerpo rechazara el riñón trasplantado años atrás, situación que complicó su estado de salud en ese momento y la obligó a internarse en una clínica de Medellín.

Este es el video con el relato de Adriana Betancur, en ‘La red’, sobre el accidente con sus prótesis y la cirugía en la que redujo su busto: