El artista, que recibió disparos en su rostro en medio de un atraco, aseveró que solicitó la asistencia de oxígeno durante dos días, pero el servicio del centro médico en el que está no fue tan oportuno; solo lo recibió cuando su salud ya estaba muy deteriorada.

Mauricio Bastidas también comentó que, cuando le dieron el apoyo a sus pulmones, le quitaron los medicamentos y, luego de que se hizo viral su videodenuncia, lo atendieron como requería y sintió que su cuerpo se empezó a recuperar.

Ahora, el artista piensa que ya está fuera de peligro y hasta dijo que ya puede dormir sin oxígeno; todo indica que le darán salida pronto. Bastidas añadió al informativo que sus principales síntomas de coronavirus fueron fiebre, dolor de cabeza y dificultad para respirar.

Además de referirse a su caso específico, Mauricio no desaprovechó el espacio de Canal 1 para decir que, si la mayoría de personas recibieran la atención necesaria, los problemas producidos por el virus se podrían curar y pocos morirían.