Según dijo Sergio Fajardo a través de su cuenta en Twitter, el viaje a observar las ballenas es porque quiere cumplir “un sueño de muchos años”, y porque quiere estar “lejos del mundanal ruido. En la selva”.

Este sorpresivo anuncio de Fajardo se dio casi a la par de cuando Antanas Mockus y Claudia López, su vicepresidenta, generaban expectativa en las redes sociales por la confirmación de su apoyo a la candidatura de Gustavo Petro.

En 16 horas de publicado, el trino de Fajardo tenía más de 11.000 me gusta, 750 compartidos y cientos de comentarios a favor y en contra de su decisión de tomar un respiro en su ajetreada agenda.

El artículo continúa abajo

También hubo quienes le reclamaron por apartarse del ruedo político en un momento tan crucial para el país, aunque fueron más los que defendieron su decisión de alejarse de los ‘delfines’ que hacen política por estos días para tener un encuentro soñado con las ballenas.

En el debate de Hora 20 del pasado viernes, por ejemplo, un panelista criticó que la jefatura del voto en blanco haya quedado acéfala, con un “Sergio Fajardo mirando ballenas y Humberto De la Calle escondiéndose de los periodistas para respaldar una postura”.

En el mismo programa radial, Lariza Pizano de la revista Semana, dijo que le sorprendió el trino de Fajardo porque lo que demuestra es que no hay responsabilidad frente a la decisión de voto en blanco, ni capacidad de sustentarlo abiertamente.

“Decir “voten en blanco” y poner una frase que me llamó mucho la atención y es “me alejo del mundanal ruido”, es decir, mirar despectivamente el proceso electoral”, afirmó Pizano en Hora 20.