Se trata de nada más y nada menos que de Marta Arrázola, hermana del pastor, que se ‘quemó’ en estas elecciones. Ella era candidata por el partido Centro Democrático, del que es fiel defensor su hermano y de eso ha dado muestra en varias ocasiones.

El nombre de la integrante de la familia Arrázola fue listado por La Silla Vacía, que asegura que en estas elecciones se derrumbó el mito del voto religioso.

El artículo continúa abajo

“Las votaciones que tuvieron ayer desinflan este mito. La única candidata cristiana que logró una curul fue la pastora Claudia Castellanos, de la Misión Carismática Internacional. Incluso se hundió la hermana del pastor Miguel Arrázola, de Cartagena”, asegura ese portal especializado en política.

El total de votos que logró Marta Arrazola fue de 7.987.