Una de las candidatas ardientes que salió derrotada en las elecciones a la Cámara de Representantes fue Cindy Núñez, de la coalición alternativa santandereana, que hizo campaña con videos de doble sentido y gemidos que simulaban un orgasmo.

Pero su campaña erótica fue precoz ya que obtuvo cerca de 5.000 votos, le faltaron unos 15.000 para llegar y esa coalición solo logró obtener una curul a la Cámara por Santander.

Esta es una pieza de la campaña de Núñez.

Lo mismo ocurrió con Carolina Flórez, del Partido de la U por Bogotá, que pese a declararse la abandera de niños y mujeres maltratadas no pudo quedarse con la curul que anhelaba.

Además de su propuesta “por el respeto”, la candidata se la pasó en gran parte de su campaña desmintiendo videos eróticos y fotos íntimas que circularon masivamente en redes sociales y grupos de WhatsApp.

De los 18 candidatos a la Cámara del partido de la U por Bogotá, ella quedó de 14.

El artículo continúa abajo

Pese a que los que compartían este material pornográfico aseguraban que se trababa de ella, Flórez se defendió y dijo que no era más que una campaña de desprestigio en su contra.

Lo cierto es que muchas personas que intentaban despejar la duda acudían a las redes sociales de la candidata, y allí se encontraban con fotos sugestivas en donde Flórez exhibe su esbelta figura para atraer al votante.

Aun así, ninguna de las dos logró el objetivo: seducir al elector con sus gemidos y atributos físicos.

U 112 Partido de la U 112 #PorElRespeto #BogotaEnLaPiel #Bogota @partidodelauoficial

Una publicación compartida de Carolina Flórez U112 (@carolinaflorezgonzalez_) el

Video recomendado de cómo quedó conformado el Congreso.