Según ella, desde muy pequeño, Duque ya soñaba con ser presidente, veía noticieros y memorizaba discursos políticos.

Y aseguró a la revista Semana, que fue un buen estudiante de Ciencias Sociales pero muy no tanto para física y química. Amante de fútbol, hincha del América de Cali, y un hombre de pocas novias.

“Su locura era el fútbol desde pequeño porque Iván, papá, también era futbolista y entonces jugaba todo el día fútbol”, recordó la señora Márquez en Semana.

Reconoció que le exasperaba que cantara todo el tiempo ‘¡Sufre mamón!’ del grupo español Hombre G y que odiaba a los “amigos que se daban trompadas”.

El artículo continúa abajo

Además, tuvo solo tres novias (incluida su actual esposa, María Juliana Ruiz). Pero lo que más sorprende es que Iván Duque tuvo una visión temprana:

“Él, una vez muy pequeño, le preguntó a Darío Echandía: “¿Usted cuando era niño soñaba con ser presidente?”, y él le respondió: “No, mijo, yo no tenía esos arrestos”. En ese momento, Iván tenía unos 7 años y le respondió que él sí quería ser presidente de Colombia”, mencionó a Semana Juliana Márquez.

Amigos de adolescencia lo describen como un joven inquieto (tal vez un poco indisciplinado), pero servicial, voluntarioso y “líder juvenil innovador”, agrega Noticias Caracol.

“Él siempre decía quiero ser presidente de Colombia”, apuntó Ángela Aguirre, su amiga en el colegio  Rochester.

Vea aquí un fragmento de la entrevista: