Así lo informó la Supertransporte, al explicar que el proceso está relacionado con un presunto abuso en la rendición de vouchers. Además, por incurrir en cláusulas abusivas dentro de sus términos y condiciones.

Las 23 denuncias “incluyen restricciones presuntamente abusivas para utilizar los vouchers que los usuarios recibieron, por reembolsos de servicios no utilizados durante la pandemia”, afirma el ente regulador.

Además, le dice a Viva Air que, si se comprueba que es responsable, será multada hasta con 2.000 salarios mínimos mensuales vigentes, por cada uno de los cargos imputados.

En su decisión, el ente regulador también enfatiza en que esta compañía aérea estaría vulnerando el derecho a la libre elección del servicio, con la inclusión de cláusulas mencionadas. Estas, agrega, “podrían resultar abusivas en los términos y condiciones señalados para la redención o cambio de los voucher, por reembolsos de servicios no utilizados”.

Sobre la apertura de la investigación no se ha referido Viva Air. Sin embargo, la Supertransporte describe que ante esta no procede recurso alguno.

“Se garantizarán los principios del debido proceso y el derecho de defensa, y se precisa que el procedimiento sancionatorio iniciado se realizará de conformidad con lo establecido en la ley”, sentencia la decisión.