Ubicada en la reconocida zona de Park Way, puntualmente en la Carrera 25 # 41-39, la casa en la que funciona el teatro de la recordada actriz Alejandra Borrero no recibirá más a los espectadores y amantes de la cultura en la capital.

Como se muestra en las fotos, el aviso de la venta del predio es lo que más se destaca en la fachada de uno de los centros culturales que, como todos los teatros, sintieron un impacto mayor en esta época de pandemia.

Jesús González / Facebook.
Jesús González / Facebook.
Pulzo.
Pulzo.

Pulzo se contactó con las personas a cargo de la venta y el precio que piden por la casa es de 5.800 millones de pesos. Entre las características del predio se destaca que tiene 1.600 metros cuadrados construidos, más 200 metros de terraza.

Todo parece indicar que Alejandra Borrero dejó a cargo de la venta de la casa al director comercial de Casa E, que contó a Pulzo que este es un predio de patrimonio especial, que ha ganado varios premios y por lo tanto su estructura no se puede modificar.

Sobre la crisis que viven los teatros y otros centros culturales en Colombia, hay que decir que se mantiene, pese a que varios han optado por hacer sus obras virtuales para tratar de mitigar el impacto, algo que no es suficiente.

El reconocido actor Fabio Rubiano explicó hace pocos días que, pese a que comienzan a funcionar varios sectores con los nuevos decretos del Gobierno, las cuentas no dan para quienes viven de las tablas.

“Según el decreto del Gobierno, para poder funcionar solo se puede ocupar el 50 por ciento de la sala. Es decir, una fila sí y una fila no. Y en las que sí, se puede ocupar una silla de cada tres. Eso da el 33 por ciento del 50 por ciento, que es, en mis cuentas, como el 16,7 por ciento. De 120 sillas se pueden ocupar 20. Y ese punto de equilibrio no le sirve a nadie”, afirmó Rubiano a El Tiempo.

De acuerdo con este actor y director de teatro, la mejor forma para describir la crisis que viven estos negocios de la cultura en Colombia es que parece “un electrocardiograma: sube y baja, sube y baja”.