La compañía de comercio electrónico destacó en un comunicado citado por Forbes que esta nueva opción, que apenas inició con un piloto en Medellín, favorecerá a los restaurantes, ciudadanos y repartidores en medio del incremento de la demanda de domicilios por causa de la cuarentena nacional para evitar la propagación del virus.

¿Cómo funcionan los robots? Muy sencillo, son operados entre Rappi y Kiwibot, y tienen un tamaño de 35 centímetros de ancho, largo y alto, lo que les permite transportar domicilios de restaurantes en los que se hace el pago a través de medios electrónicos, en recorridos de última milla, agregó el medio.

“Pensar que las entregas con robots, una idea que hace algunos años parecía lejana, ahora sea una realidad en nuestro país, nos enorgullece inmensamente. Seguiremos trabajando con nuevas tecnologías, innovando, porque en Rappi tenemos la convicción que de la mano de la tecnología podremos seguir aportando a nuestro objetivo de hacer más fácil la vida de las personas, de manera segura, especialmente en coyunturas como esta en la que nos encontramos”, destacó Matías Laks, country manager de Rappi para Colombia.

En total, los 15 robots que están funcionando hasta el momento han hecho cerca de 120 domicilios diarios. “De la mano de la tecnología Rappi trabaja con expertos para así logra innovar en el servicio que da a los usuarios”, agregó el comunicado de la compañía.

Las máquinas son desinfectadas antes y después de cualquier entrega, con el fin de garantizar las condiciones de seguridad sanitaria a las personas que reciben el pedido en medio de la crisis por COVID-19 en el país; además, cuentan con la tecnología necesaria para enfrentarse a las ciudades, añadió Forbes.