Desde el pasado primero de mayo los 320 empleados de Panaca crearon una cooperativa para apoyarse en medio de la crisis económica que enfrenta el país por el COVID-19; según comentó Ballén a El Tiempo, ellos ahora se dedican a usar los activos de la empresa, a través de una cooperativa, para obtener ingresos.

“Yo creo que ellos llegarán a tener más y mejores ingresos que los que tenían hasta ahora en la nómina de esta empresa”, mencionó el empresario citado por el diario, y agregó que hasta el momento Panaca tiene una deuda de 1.000 millones de pesos que utilizó para pagar la nómina de marzo y abril de sus trabajadores.

Pese a tener cerrado el parque, cero ingresos y con deudas aumentando, Ballén fue claro en que “no se siente capaz” de llamar al presidente Iván Duque para pedirle plata, por lo que indicó que prefirió buscar soluciones internas para beneficio de todos, es decir, que los trabajadores puedan, con su trabajo durante estos días, abastecer de productos agrícolas y procesados a municipios del Quindío para tener ingresos, agregó el rotativo.

Ballén agregó, de acuerdo con Caracol Radio, que el parque les entregó en calidad de comodato toda la planta productiva de lácteos, estación avícola, porcina y de cárnico a los trabajadores; además, también les puso a disposición el soporte técnico, comercial y de comunicaciones para que puedan impulsar su trabajo en el mercado.

“Todas las áreas de cultivo y unidades productivas de este parque van a ser de ustedes, entregadas en comodato; ustedes nacen criados, ya conocen las técnicas, los procesos y el montaje”, añadió el empresario, según el periódico.