Por su parte, en lo corrido de 2019 (hasta abril), las entidades de apuestas tienen represados 35.000 millones de pesos de los colombianos que ganaron algún premio y no han pasado por su dinero, informó El Tiempo, basado en cifras de Asociación Colombiana de Operadores de Juego (Asojuegos).

El medio explicó que todos estos recursos corresponden a ganadores de premios en juegos como chances, loterías tradicionales, Super Astro, Baloto y Revancha, apuestas en carreras y deportes virtuales, juegos localizados (como tragamonedas y otros ubicados en sitios como casinos), apuestas en línea y juegos promocionales.

Por otra parte, el diario reseñó que, en total, en 2018 los colombianos apostaron 6,3 billones de pesos y la industria de los juego de azar movió esa cantidad de dinero.

Por lo anterior, el sector aportó 1,5 billones de pesos en al sistema de salud ya en 2019 van 575.500 millones de pesos.

Sin embargo, El Espectador detalló que, según cifras de la Contraloría, la evasión y el contrabando en esta industria producen pérdidas por 8 billones de pesos (recursos que están dejando de recibir los sectores de recibir los sectores de salud y educación).