La medida, que también cobija a los jóvenes de 18 años que están a cargo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, busca que este “grupo vulnerable” y “alejado del mercado laboral formal” tenga acceso al trabajo. Asimismo, incentivarlos a tramitar la libreta militar, informó el alto tribunal en un comunicado.

“Dicha restricción era desproporcionada porque lograba una satisfacción débil en relación con el incentivo de definir la situación militar de manera pronta y, en cambio, implicaba una afectación intensa a los derechos de las personas referidas, en especial por tratarse de personas vulnerables”, explicó la Corte.

Esta decisión se da luego de que el alto tribunal estudiara una demanda que se hizo a los artículos 20, de la ley 1780 de 2016; y al 42 de la ley 1861 de 2017 que promueven el empleo, por lo que el requisito de la libreta militar obstaculizaba el acceso al trabajo y “constituía una exclusión al mercado laboral”, según RCN Radio.