El todavía accionista de Avianca Holdings dijo en entrevista con Julio Sánchez Cristo, en W Radio, que su defensa había logrado probar, en segunda instancia, su inocencia y la “ilegalidad e inmoralidad” de la decisión de dictarle prisión preventiva domiciliaria.

Germán Efromovich, que desde que le dictaron orden de detención había permanecido recluido en su residencia de Sao Paulo, Brasil, dijo que las acusaciones en su contra no habían tenido ninguna sustentación.

Incluso, según el empresario, cuando se termine de enviar al juez de primera instancia la documentación sobre su caso y que demuestra su inocencia, “el juez se dará cuenta del grave error cometido”, manifestó en la frecuencia radial.

El recién liberado expresó, además, que “los fiscales de la operación Lava Jato literalmente inventaron, porque la historia fue inventada” y que no existen nexos entre sus negocios fuera de Brasil y el mencionado caso de pago de sobornos.

Sí podrá venir a Colombia

A la pregunta de si en su situación actual, pues aunque libre, el proceso de investigación continúa, podría salir del país para, por ejemplo, venir a Colombia, el empresario brasileño dijo que sí lo podía hacer, previa autorización de un juez, siempre y cuando la solicitud de salir esté justificada.

Efromovich dijo que más allá de si puede o no salir del país, lo que él y sus abogados de la defensa buscan es que se archive la causa definitivamente porque “es totalmente irracional”.

El proceso de entrega de los ‘méritos’ o documentos para comprobar su inocencia y el consecuente posible archivo del caso podría tardar unos meses más, a partir de que se entrega esta misma semana, para después asistir a la primera audiencia.

El empresario dice que no solo acudirán a ese mecanismo, sino que entablarán demandas mediante tutelas para que las restricciones a su libertad “sean eliminadas de inmediato”.

“La defensa es muy simple, cae por su propio peso”, dijo Efromovich, confiado en que la balanza se inclinará a su favor, al tiempo que explica que la investigación en su contra nunca llegó a preguntarle nada, lo cual quiere decir que era completamente infundada: “No consiguen probar [un crimen] porque no existe”, apuntó.

También explicó que las cuentas bancarias de sus empresas son transparentes y los ingresos allí están debidamente sustentados: “Toda mi vida es transparente. Usted entra a Google y la ve”, anotó el brasileño.

Efromovich puso como ejemplo de transparencia el proceso de salida a Bolsa de Nueva York y de Canadá de la aerolínea Avianca, cuando él era el propietario.

Empresa Transpetro le sale a deber

Vale mencionar que la captura de Germán Efromovich y su hermano en agosto pasado obedeció a un proceso por presunta corrupción y sobornos hasta por el equivalente a 28.000 millones de pesos en el caso del astillero Eisa, propiedad de los Efromovich, y Transpetro, la compañía de transportes y logística de combustibles de Petrobras en Brasil.

En la entrevista con La W, el empresario asegura que dos expertos externos, nombrados por la justicia brasileña, aseguran que la empresa Traspetro le sale a deber 120 millones de dólares, una razón más que según esgrime el defendido, actuaría a su favor para archivar el caso.