La Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) tendrá que pagar más de 1.366 millones de pesos (1.557 salarios mínimos legales mensuales vigentes) por continuarles prestando y facturando servicios a pesar de las peticiones de miles de titulares de cuentas para acabar con los contratos, indicó la superintendencia en un comunicado.

Pero eso no es todo; de acuerdo con la entidad, el operador omitió su obligación  de conservar las copias de los contratos de prestación de servicios, así como las evidencias de modificaciones a los mismos en los términos señalados por el regulador.

“Cabe señalar que en el año 2017 ya se había sancionado a ETB por esta misma conducta, hecho que fue tenido en cuenta al cuantificar la sanción, así como la acción de mejora implementada por el proveedor y los desistimientos suscritos por los usuarios que fueron aportados por la empresa”, indicó la superintendencia.

Por el lado de Directv la cosa no pinta diferente; la autoridad informó que esta empresa deberá pagar una multa de más de 728 millones de pesos por haber vulnerado los derechos de información de los usuarios, además de incumplirles con las promociones que les ofrecieron a la hora de contratar los servicios.

“Incumplió la promoción en virtud de la cual les ofreció a los usuarios la instalación de los servicios de telefonía e internet, meses gratuitos en los servicios contratados y descuentos del 50% de cargos fijos mensuales”, agregó la superintendencia.