Sin embargo, un estudio del Clear Center de la Universidad de California, Estados Unidos, señala que reducir la producción de carne vacuna contribuiría muy poco con la salud del aire en el planeta.

El estudio es del 2019, pero la revista Forbes lo rescata a propósito de lo dicho por Bill Gates y a la iniciativa de gigantes de la industria alimenticia mundial, como Dunkin’ Donuts, McDonald’s y Burger King, que tienen millonarios contratos con fabricantes de productos alimenticios alternativos a la carne.

Por ejemplo, hace dos meses, Burger King presentó en el mercado colombiano y de otros países la hamburguesa Veggie Whopper, un producto netamente vegetariano con muy buenas críticas de la comunidad carnívora, lo que representa un ejemplo de las carnes sintéticas de las que habla Bill Gates.

Sin embargo, para la revista Forbes un abandono de la industria de las carnes para perseguir una reducción mínima de la contaminación tendría consecuencias devastadoras para la industria y las economías de los países.

Sondeos citados por Forbes entre los granjeros estadounidenses revelan que si los productos vegetales colonizaran un 25 % del mercado de las carnes, significaría una reducción del 10 % de los ingresos de la industria de carne vacuna.

Para mostrar que una iniciativa tan complicada y contraproducente como sería minar la producción de carne, la publicación cita a la agencia EPA respecto de que existen otras industrias que contaminan mucho más que la de las carnes.

Según informes de la EPA, las fuentes más contaminantes en EE. UU. durante el 2016 fueron la de la producción de energía eléctrica (28 % del total de emisiones tipo invernadero), transporte (28 %), industria en general (22 %) y agricultura (9 %).

Por lo pronto, en materia de generación de ingresos, la industria de la carne bovina es superior a la de productos basados en vegetales, con la primera generando 82.500 millones de dólares durante el 2020, contra 475 millones de dólares de la industria de los productos alternativos a la carne.

¿Qué dice Bill Gates sobre la industria de las carnes?

Bill Gates lleva años estudiando el cambio climático y tiene un plan para combatirlo. En su nuevo libro, el fundador de Microsoft ofrece una hoja de ruta para reducir a cero las emisiones, una meta factible, pero que requerirá grandes avances tecnológicos.

“No creo que los 80 países más pobres puedan comer carne sintética. Creo que todos los países ricos deberían pasar a la carne 100 % sintética. Podemos acostumbrarnos a la diferencia de sabor, y la afirmación es que harán que sepa aún mejor con el tiempo”, dice Gates.

De acuerdo con el filántropo, cambiar la carne animal por la sintética ayudaría a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, provocada por los animales herbívoros, que tienen un metabolismo que genera más gases.

‘Cómo evitar un desastre climático’, el libro que salió a la venta el 16 de febrero en una veintena de países, es un aporte amplio y didáctico al debate sobre el clima de alguien que fue capaz de ver con años de antelación el ‘boom’ del software o la falta de preparación del mundo ante una eventual pandemia.

Su conclusión es que para evitar un desastre es necesario alcanzar las cero emisiones netas y para ello, hará falta impulsar herramientas ya existentes como la energía solar y la eólica o la captura de carbono, pero además desarrollar nuevas tecnologías.

El siguiente video registra la posibilidad de consumir más carnes sintéticas, como lo propone el multimillonario Bill Gates: