El Gobierno autorizó a las autoridades locales a darles tiempo a los colombianos para que cumplan con sus obligaciones tributarias y multas, respecto a sus carros y motos, debido al grave coletazo económico que ha traído la COVID-19 al país; de acuerdo con El Tiempo, a través del decreto 678 de 2020, los conductores podrán diferir estos pagos hasta por 12 meses, sin intereses.

El diario destacó que para cumplir con el pago del impuesto de vehículos los conductores tienen tres opciones; la primera, pagar el 80 % del capital hasta el 31 de octubre de este año; la segunda, pagar el 90 % del capital entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre; en la última, tendrían que pagar el 100 % del capital entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2021, todas estas opciones sin intereses ni sanciones por mora.

Los conductores interesados en acceder al beneficio de pago por plazos, tendrán que acudir o comunicarse con las secretarías de Hacienda de cada ciudad para fijar el tiempo en el que pueden cumplir con la obligación, resaltó el medio.

La medida que más alegró los bolsillos de los conductores de carros y motos en Colombia, que deben multas por infracciones de tránsito cometidas antes del 31 de mayo de este año, fue la amnistía aprobada por el Congreso de la República hace unos días que consiste en perdonarles la mitad de toda la deuda y dar plazos (no mayores a un año) para pagar el saldo restante.

Pero, ¿quiénes se podrán beneficiar? La mayoría de los infractores podrán acceder al beneficio si hacen el respectivo acuerdo de pago con la autoridad de tránsito antes del 31 de diciembre de este año; sin embargo, hay unas excepciones. Por ejemplo, quienes recibieron sanciones por conducir en estado de embriaguez o bajo efectos de sustancias estupefacientes, no podrán obtener el descuento.