La empresa que vende las Dr. Martens en Colombia anunció que se van del país, un golpe durísimo para muchísimos hombres y mujeres que aman la marca y soñaban con comprarlas, aunque tengan un altísimo precio.

Aunque tienen varios modelos, las botas son las más comunes entre los fans de este calzado. Desde que llegaron a Colombia, comprar una de estas tenían un costo mínimo de 500.000 pesos, pero, según el modelo, un par podía costar hasta un millón de pesos.

Las botas fueron adoptadas como una prenda icónica de muchas tribus urbanas, pero con el pasar del tiempo también se volvió parte del clóset de muchos amantes de la moda, lo que hizo más común su uso, a pesar del alto costo.

(Vea también: Negocio muy querido (y recordado) en Colombia se va para Venezuela: ve mucho futuro allá)

Dr. Martens se va de Colombia: nuevo precio para colombianos

Dr. Martens se va del país, pero los amantes de la marca van a poder seguir comprando estas prendas en otros países, aunque eso, inevitablemente, va a incrementar sus precio.

El promedio de unas de estas botas en España es de 199 euros, dice su página web. Al cambio actual (4.470 pesos por un euro), un colombiano que desee importar unas botas desde ese país europeo tendría que pagar 891.373 pesos, más lo que valga el envío.

Es decir, los modelos que antes valían entre 500.000 y 600.000 pesos ahora  costarán hasta un millón de pesos, un duro golpe para los amantes de la marca.

La partida de Dr. Martens de Colombia ya empezó y en las redes sociales hicieron el anuncio oficial, además de cerrar las ventas online en su página web.

Lee También

¿Por qué las botas Dr. Martens son tan caras?

El precio de las botas es alto en Colombia y en todo el mundo. Dice Bussines Insider que cuando salieron al mercado (en 1960) tenían un costo de 3 dólares por par, pero con el pasar de los años fue incrementando dada su popularidad en la clase obrera.

Aunque no son las más caras del mercado, sí ha sido una de las que más ha incrementado. Desde el 2014, dice el informe, su valor subió un 25 % y las ventas fueron creciendo de la mano. 

Su nombre y diseño obedece a su creador, el Dr. Klaus Maertens, un médico del ejército alemán que las creó en un accidente de esquí y buscó una alternativa con una suela dura. Por el bajo costo en el que la vendía en aquel momento, muchas fábricas empezaron a comprarlas para sus trabajadores y allí fue que algunas culturas urbanas que se identificaban con la clase obrera también las empezaron a usar.

Como pasa con la moda, en los 90’s se dejaron de usar masivamente y estaba quebrando en los 2000, razón por la que decidieron trasladar su fabricación a hacia. La fábrica en Inglaterra se mantuvo con una baja producción, mientras que en Asia era mucho mayor.

(Vea también: Despidos masivos en 5 empresas (grandes) de Colombia: hicieron la triste solicitud en 2022)

Aunque los skinheads y los punks son los que más las usan, músicos como Joe Strummer, Robert Pattinson, Gwen Stefani, Blur, Suede, Kanye West, Cardi B y Miley Cyrus han usado unas. De hecho, hasta el Papa Juan Pablo II tuvo unas. Así lo contaron en un video compartido en su cuenta oficial.

Cómo se hacen las botas Dr. Martens

Insider hizo un video en el que recolectó información sobre el proceso de fabricación de esta marca que le encanta a millones de personas en el mundo. Estas son las imágenes: