Según informó el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, durante el periodo mencionado 4,53 millones de personas estaban desocupadas en Colombia, frente a los 2,35 millones de igual mes en 2019, lo anterior representa un aumento de 2,17 millones de personas.

Pese a que el desempleo en junio pasado bajó un poco teniendo en cuenta que en mayo fue de 21,4 %, la recuperación va con un ritmo demasiado lento y la crisis económica hace mella en miles de familias en Colombia.

En contraste con el dato revelado, hay 18,3 millones de personas con empleo en el país, es decir, en el último año se destruyeron casi 4,3 millones de puestos de trabajo.

La población colombiana más afectada por el desempleo (por edades), según la entidad, son las que se encuentran en el rango entre los 25 y los 54 años con cerca de 2,5 millones de personas que pasaron a la fina de desempleados durante el sexto mes del año; a este rango de edad le siguen en su orden los colombianos que están entre los 10 y 24 años con 889.000 desocupados más.

Por ciudades, de acuerdo el director de la autoridad estadística, Bogotá fue la que perdió más empleos, seguida por Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga.

“La tasa de desempleo es naturalmente más alta en las 13 ciudades principales y sus áreas metropolitanas porque hemos visto que ahí están sucediendo dos terceras partes del ajuste del mercado laboral del país”, agregó Oviedo en una rueda de prensa.

En junio, según indicó el director del Dane, la tasa de desempleo de los hombres se ubicó en 28,3 %, mientras que la de las mujeres quedó en 24,9 %. “Las brechas de género para junio están siendo bastante altas frente a los promedios históricos que observamos en 2019”.