Para miles de colombianos, los años 80 y 90 se caracterizaron por la movida de millonarios montos de parte de ambos carteles fruto del negocio de la droga. Este emporio de Drogas La Rebaja nació como un negocio fachada y se convirtió en un estandarte para el Cartel de Cali.

En 2018 se conoció que esa compañía fue vendida hace varios años teniendo un capital de 132 millones de pesos y, tiempo después, pasó a costar 35.000 millones.

Un documento que se publicó en ese mismo año da cuenta que el Juzgado Primero Especializado de Bogotá condenó a 9 años de cárcel a hijos y allegados de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela por lavar dineros del narcotráfico, también explica cómo se movieron montos del negocio para darles apariencia de legalidad.

Según Blu Radio, los hermanos Rodríguez cedieron Drogas La Rebaja en 1990 a sus familiares por la suma de 34 millones de pesos y en solo unos meses el capital de la empresa incrementó a 132 millones.

“En 1996, casi 6 años después, los familiares de los Rodríguez Orejuela decidieron vender Drogas La Rebaja por segunda vez a la Cooperativa Coopservir, conformada en 1995 por trabajadores de la empresa con el fin de evitar si liquidación. Ahí fue cuando entraron los montos mayores”, afirma esa emisora.

De acuerdo con la Fiscalía, la negociación se hizo por 35.000 millones de pesos e incluyó la venta de 344 establecimientos o sucursales de las droguerías, una oficina en Cali y dos centros médicos en esa misma ciudad y en Popayán.

Así las cosas, la compra y venta de las droguerías fue una fachada para que los antiguos dueños siguieran manejando la empresa y acumulando fortuna, sentenció la Fiscalía.

RCN Radio, por su parte, recuerda que en 1995 Estados Unidos incluyó a ese negocio que crearon los narcos de Cali en la lista Clinton porque estaba vinculada con lavado de dinero proveniente de actividades delictivas, puntualmente, del narcotráfico.

Pese a que la empresa se dividió, continuó en esa década con el lavado de dinero.

“El manejo del entramado que permitió a los Rodríguez Orejuela continuar percibiendo ingresos de Drogas La Rebaja y sus empresas asociadas, entre ellas Laboratorios Kressfor, compañías por conducto de las cuales le daban apariencia de legalidad a las ganancias provenientes del narcotráfico”, sentencia esa emisora.

Más allá de su pasado, actualmente Drogas La Rebaja se mantiene como una de las marcas más reconocidas en el mercado de las droguerías en Colombia. El diario El Tiempo publicó un estudio de la firma Compassbranding que ubicó este negocio como uno de los que más se destaca en el sector solidario y es el único de Colombia que compite de frente con otras multilatinas como Farmatodo y Cruz Verde.