Este lunes 8 de junio, la compañía pondrá en funcionamiento esa tienda en Barranquilla y continúa su expansión por las principales ciudades del país, 16 departamentos y más de 250 municipios, informó Semana.

Para el medio, D1 es un negocio con intensivo capital, pero en etapa de expansión.

“El crecimiento de esta cadena de bajo costo que revolucionó el comercio del país luce imparable. Pero aún no genera utilidades”, dijo el medio.

El año pasado, la compañía abrió 158 tiendas nuevas en todo el país y este año espera superar las 160. Además, en los próximos meses proyecta completar los 1.500 puntos de venta en Colombia, añadió Semana.

Para montar una tienda, D1 necesita alrededor de 300 millones de pesos, por lo que la firma deberá contar con un capital cercano a los 48.000 millones de pesos para cumplir ese objetivo, explicó la revista.

La empresa cuenta con más de 300 proveedores (85 % de ellos nacionales), al menos 10 marcas propias, genera 9.000 empleos y, en 2018, obtuvo ventas por un promedio de 3,7 billones de pesos, concluyó el medio.