Para el exmandatario, a quien en 1999 Manuel Marulanda Vélez (‘Tirofijo’) lo dejó plantado en la mesa de negociaciones que intentó llevar con la guerrilla y que tuvo lugar en San Vicente del Caguán, el proceso que inició no fue una derrota para su administración y, por el contrario, fue el comienzo del fin de ese grupo armado, dijo a El espectador.

Según Pastrana, después de ese histórico hecho nacional, su gobierno configuró al ejército “más poderoso del continente” y, por eso, Álvaro Uribe pudo ejecutar su plan de seguridad democrática para contrarrestar a las Farc durante su mandato, aseguró al medio.

En 2017, 18 años después de que el proceso de paz de Pastrana no prosperó, Juan Manuel Santos firmó un acuerdo con el actual partido político Farc y terminó con la lucha armada de más de 50 años de ese grupo.

Sin embargo, Pastrana afirmó al diario que ese logro no produjo nada positivo para Colombia y que, en su lugar, con las condiciones del acuerdo de 2017, él no lo hubiera firmado.

El líder conservador sentenció en su entrevista que el pacto con la actual Farc incentivó el aumento del narcotráfico, de bandas criminales y fortaleció al ELN, entre otros, problemáticas que al presidente Iván Duque le tocó enfrentar desde que fue elegido.