En 2016, Beltrán fue capturado en Colombia y, a pesar del proceso que enfrenta con las autoridades internacionales, la Fiscalía General de la Nación canceló la orden de captura y ordenó su libertad inmediata porque la Corte Suprema de Justicia dictaminó que el dopaje o proveer estas sustancias no es un delito en Colombia, informó El Tiempo.

Desde que se cumplió esa orden, el paradero del profesional es desconocido y las autoridades de España, Estados Unidos y de la propia Unión Ciclista Internacional (UCI) preguntaron nuevamente a Colombia por Beltrán y no encontraron una respuesta especifica, según el diario.

El nuevo interés de las autoridades internacionales se ocasionó después de que, en los últimos meses, 14 deportistas colombianos estuvieran involucrados en escándalos de dopaje, entre ellos, Járlinson Pantano y Luis Alberto Largo, hechos que produjeron la liquidación del equipo nacional Manzana Postobon, explicó el medio.

El médico colombiano es acusado de traficar dosis de medicamentos prohibidos en el deporte asegurando que eran calmantes y productos para caballos. Sumado a ello, presuntamente tiene influencia en la elección de ciclistas de equipos internacionales, añadió El Tiempo.

Finalmente, el diario destacó que hay otras dos personas que tienen un gran poder en ese mercado negro de productos dopantes y estarían radicadas en Colombia, una de ellas, es una deportista brasileña y, la otra, es un hombre del que las autoridades aún no tienen mayores pistas.