Los recursos para la repartición de los brazaletes son adquiridos a través del Presupuesto General de la Nación que el Gobierno proyecta anualmente, es decir, del dinero que recauda en impuestos y que la Nación obtiene de utilidades económicas, detalló Noticias Caracol.

Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) advirtió que hay miles de detenidos que gozan del beneficio de casa por cárcel y que no portan el brazalete, por ello, pueden incumplir con sus obligaciones.

Por lo anterior, la entidad propuso que los presos acobijados con este beneficio compren los brazaletes para descongestionar las cárceles del país.

Con estos dispositivos, que también son obligatorios para los presos con permisos para trabajar, las autoridades pretenden reducir el hacinamiento de 43.000 presos en las cárceles de Colombia, detalló el medio.