Los prestigiosos chefs comunicaron que por esa situación decidieron cerrar los restaurantes Energía Gastronómica, del centro comercial Andino y Parque La Colina (Bogotá), Local by Rausch y Bistronomy de Usaquén, en la capital y de Villavicencio.

Señalan que hicieron muchos intentos para mantenerse en pie a través de domicilios, pero los altos costos de arriendos de los locales y la carga laboral, que se presume es demasiado baja, ha imposibilitado a los hermanos continuar con esos establecimientos.

No obstante, dicen ellos en el documento, en Bogotá seguirán ofreciendo domicilios el Criterión, Bistronomy, La Soberana y las franquicias con la cadena hotelera GHL en Cartagena.

“Con esta decisión, no solo se desvanece la apuesta por la comida colombiana no tradicional de local y el concepto fast casual de Energía Gastronómica, y se suspende la combinación de lo mejor de la comida europea y americana de Bistronomy, sino también los empleos de 200 colaboradores que por años hicieron este posible este proyecto”, se lee en el comunicado.

Jorge Rausch culminó el anunció diciendo que intentaron innovar en medio de la pandemia para mantener a flote sus establecimientos, pero las deudas los ahogan.

Las deudas siguen corriendo y lamentablemente no hemos podido cumplir, de manera que, con mucho dolor y tristeza, nos vemos obligados a decir adiós a 5 restaurantes que son como una extensión de nuestra esencia, nuestros hijos”, expresó el jurado de ‘Máster Chef’.

El chef ya había tomado medidas drásticas por la crisis del coronavirus, como despedir al 90 % de sus empleados, pues no tenía cómo pagar sueldos.

Así como los de los hermanos Rausch, otros reconocidos restaurantes, como uno de Harry Sasson o la Puerta Falsa, se han visto obligados a cerrar los establecimientos por la emergencia económica.