Una pirámide que operó por cinco años en el norte de Bogotá logró captar al menos siete millones de dólares, confirmó El Tiempo.

Dos personas, identificadas como Dilia Margarita Báez Angarita y Jairo Enrique Sánchez Díaz, se estarían haciendo pasar por representantes de las firmas Fit Forex, Fit Colombia, Forex Investment Team y Fit International Group para ganarse la confianza de sus víctimas y pedir una inversión mínima de 20.000 dólares.

Los dos sindicados fueron condenados por el juzgado Séptimo penal especializado a 19 años, dos meses y once días cárcel sin beneficio de prisión domiciliaria ni suspensión de la pena. 

Los resultados de la investigación arrojan que, entre el primero de marzo de 2004 y el 3 de febrero de 2009, Báez y Sánchez se hicieron con el dinero de 120 personas por medio de la firma Fit Internacional Group Corp, que estaba a su nombre.

El engaño consistía en prometer a los inversionistas una rentabilidad de entre 1,5 % y 3,5 % en el mercado Forex.

Sin embargo, ninguno de los dos ciudadanos contaba con los permisos necesarios para transar en Forex ni con la autorización de la Asociación Nacional de Futuros para recibir dinero. 

“La conducta de los procesados es dolosa, pues eran conscientes que el ofrecimiento, individual o colectivo, realizado al público, tenía como propósito el cautivar, en gran cantidad, clientes para que estos invirtieran en la presunta compra venta de divisas, con un margen de rentabilidad aceptable, y de esta forma acceder a su patrimonio. Actividad para la cual, sabían, no contaban con el permiso de la autoridad competente, no en vano, nunca la adquirieron”, señaló el juzgado.

Las víctimas señalaron que fueron persuadidas a realizar dichas inversiones mientras jugaban golf en un reconocido club de la ciudad. 

Vale la pena recordar que en noviembre de 2017, la Superintendencia de Sociedades le ordenó a Forex Investment la suspensión de captación ilegal de recursos pues, desde entonces, la Fiscalía venía haciéndole seguimiento a los dos socios de la firma, entre otras cosas, por lavado de activos, tal como lo apuntó Dinero.