Durante sus prácticas, actualmente, los estudiantes de medicina próximos a obtener su título profesional reciben dos salarios mínimos (1.600.000 en promedio). Sin embargo, con este aumento, desde julio del próximo año esa cifra será de 3 salarios mínimos y superará los 2.400.000 pesos, ordenó el Ministerio de Salud en una resolución.

“El residente se compromete a cumplir por el tiempo de duración establecido para el programa académico… a cambio de lo cual recibe del prestador de servicios de salud… un reconocimiento económico mensual de 3 SMLV a titulo de apoyo de sostenimiento educativo”, dice la resolución.

Además, ese contrato debe contener todas las garantías y prestaciones de ley como la afiliación a salud y cotización en el sistema de seguridad social.

El ministerio señaló que ese contrato de aprendizaje solamente será legal si es suscrito por instituciones de educación superior que cuenten con programas de especialización médico quirúrgica, prestadores del servicio de salud y los profesionales de medicina que cuenten con la condición de residentes beneficiarios.

La entidad aseguró que la nueva reglamentación también incrementará de 3.200 a 4.800 los beneficiarios.

En la actualidad, la figura de remuneración para este tipo de residentes es de las becas y/o créditos, programa conjunto entre el Ministerio de Salud y el Icetex.