El entrenador se pronunció luego del choque en el que Águilas Doradas enfrentó a Boyacá Chicó en inferioridad numérica debido a múltiples bajas por lesión y principalmente por contagios de coronavirus.

El duelo se acabó en el minuto 80, cuando los ‘ajedrezados’ ganaban 0-3 y momento en el que un volante del elenco dorado salió en camilla y dejó a su escuadra sin el mínimo de integrantes requerido para continuar.

“Me duele que se haya desnaturalizado el juego”, lamentó el estratega en ‘Blog deportivo’, programa de Blu Radio en el que manifestó que no hubo “igualdad de condiciones”.

Y aunque calificó de “hazaña” lo hecho por sus dirigidos, reflexionó sobre lo que hubiera pasado si su equipo presentaba el plantel completo, pues Dimayor negó el aplazamiento del cotejo debido a que el reglamento no lo contemplaba.

“Chicó se estaba jugando la permanencia. Si nosotros hubiéramos logrado la victoria, Chicó hoy estaba en segunda división”, aclaró.

El comentario de Stífano hizo referencia al triunfo del Deportivo Pereira, que también lucha por no descender y club que paralelamente se impuso 0-1 de visitante sobre el Envigado.

“Fuimos parte de un partido que ojalá en el fútbol no se vuelva a repetir”, concluyó el timonel, que debió impartir indicaciones por teléfono debido a que también tiene COVID-19 y se encuentra en aislamiento.

Con los 3 puntos asignados luego de la suspensión del partido, Chicó logró quedar con las mismas unidades que el Pereira en el fondo de la tabla del descenso; sin embargo, los boyacenses son últimos por tener menor diferencia de goles.

Es por ello que el equipo que bajará a la B se conocerá en la jornada que le resta a la Liga Betplay, en la que Chicó tendrá que recibir a Jaguares de Córdoba y en la que Pereira será local ante el Deportivo Pasto.