Este lunes por fin llegó la declaración que los aficionados del fútbol colombiano estaban esperando: la de Eduardo Pimentel, el presidente del Boyacá Chicó. El directivo fue objeto de numerosas críticas luego de que no accediera a la petición de Águilas Doradas de aplazar el partido del domingo, que estaba soportada en el que el club paisa solo tenía 7 futbolistas disponibles para el encuentro.

Aficionados del fútbol colombiano le recordaron a Pimentel que él se la pasa pidiendo juego limpio en sus redes sociales y opinaron que en este caso no actuó de la mejor manera. Sin embargo, el directivo dejó claro este lunes que no piensa lo mismo y que Águilas es el culpable del insólito episodio que se dio en la penúltima fecha de la Liga BetPlay.

Pimentel descargó su enojo en un tuit, en el que empezó atacando a Águilas por el brote de coronavirus que se dio en su plantel. “Ahora todo el mundo solidarizándose con los irresponsables, con los que no se cuidaron y con los que pusieron en grave riesgo al fútbol”, escribió el presidente del Chicó.

Sin embargo, el directivo finalizó su publicación utilizando un recurso que es habitual en él a la hora de expresarse en Twitter: las groserías. “Coman mucha mierda. Respeten”, concluyó Pimentel.

El partido entre Águilas y Chicó tuvo un ‘rating’ bastante alto en Win Sports, canal que fue ampliamente criticado por no querer mostrar en los actos protocolarias la pancarta de protesta que sacó al campo de juego Águilas Doradas. Periodistas y aficionados fueron los primeros en arremeter contra el canal, pero después también lo hicieron exfutbolistas.

En las redes sociales no se hicieron esperar los memes y el resultado pasó a un segundo plano, aunque no está de más recordar que fue 3-0 a favor del Chicó porque un jugador de Águilas se lesionó y el juego no podía continuar con seis jugadores en un equipo.

Este fue el tuit con el Pimentel se refirió a las numerosas críticas que recibió en las últimas horas: