El partido entre Águilas Doradas y Boyacá Chicó, por la fecha 18 de la Liga BetPlay, dejó muchas críticas hacia la Dimayor, entidad encargada de la programación de los partidos del fútbol colombiano, además de los memes y otras burlas por una atípica situación.

Sin embargo, otro hecho que llamó la atención fue la decisión de Win Sports de no mostrar la pancarta con la que los jugadores del equipo de Rionegro pedían preservar la vida y el juego limpio. Por esta decisión editorial también le cayeron críticas al canal que transmite el fútbol colombiano.

Sobre esa situación puntual se refirió el dueño y máximo accionista del conjunto de Rionegro, José Fernando Salazar, quien dio una entrevista en La W en la que habló sin tapujos de lo que pasó esa tarde.

“Nosotros quedamos sorprendidos porque no sé ellos qué esperaban ver, pero solo hubo dos pancartas que van de la mano con lo que dice el presidente de la Fifa, que es el ‘Fair Play’. Mucho más en la coyuntura actual en la que enfrentamos muy fuerte y grave tercera ola de COVID”, dijo.

Además, Salazar reveló que tuvo una conversación telefónica con un miembro de Win Sports y él le dijo unas palabras que quizás no le cayeron muy bien.

Por la excitación del momento le dije que estas eran las cosas que hacen que el país rechace el canal. No puede haber censura y me dijeron que era un error de producción y que lo iban a subsanar. El mensaje era claro”, expresó el directivo antioqueño.

No obstante, el máximo accionista de Águilas Doradas señaló que también se está creando mala información sobre la opción de utilizar juveniles y lo han hecho los comunicadores del mismo canal.

“Hay medios de comunicación que se empeña en decir cosas que no son, como el canal Win. Hoy sus periodistas están diciendo que podríamos haber utilizado jugadores juveniles y eso no es verdad porque no contamos con ellos”, reveló Salazar.

Según dijo, “el año pasado se invirtieron 400 millones de pesos en todo lo que implica tenerlos y este año no lo pudimos continuar. En un acto de responsabilidad empresarial decidimos que hasta que la Federación Colombiana de Fútbol no apruebe un torneo de la categoría, no vamos a traer a nadie de las regiones y los que teníamos disponibles son los que hemos usado, por eso hay juveniles que están en el equipo profesional”, finalizó.