“Lo importante es que estoy en buenas condiciones y el equipo viene trabajando bien. Hemos sido un poco infortunados con las caídas de algunos compañeros, pero se ha venido trabajando de buena manera”, manifestó Rigoberto Urán después de terminada la contrarreloj individual.

“Siempre he dicho que el Tour termina en París. Era consciente que había perdido un tiempo importante el día de los abanicos, pero hoy se pudo hacer una gran fracción. Tengo buenas sensaciones, quedan etapas durísimas y voy día tras día”, finalizó el corredor ‘cafetero’.

Tras la crono de 27 kilómetros, que se llevó a cabo en Pau, ‘Rigo’ es octavo en la clasificación general de la ‘Grande Boucle’, a 3 minutos y 54 segundos del líder de la carrera, el ciclista del Quick- Step, Julian Alaphilippe.

Este sábado se disputará la decimocuarta etapa de la ronda gala entre Tarbes y Tourmalet Barèges, con un recorrido de 117,5 kilómetros. La jornada contará con 2 puertos de alta montaña y el final será ideal para los escaladores.