LeBron James, que apenas jugó 9 minutos con 2 puntos, ha salido así vencedor de las 4 ediciones del Juego de las Estrellas (que para esta edición, la número 70, tenía conformados así sus equipos) celebradas desde que la NBA eliminó en 2018 el formato en el que dividía los equipos por conferencias.

El griego Giannis Antetokounmpo fue escogido por primera vez como Jugador Más Valioso del All-Star, un galardón bautizado el año pasado como MVP Kobe Bryant en honor al fallecido exjugador de Los Angeles Lakers.

“Tener un premio con el nombre de Kobe Bryant en mi casa es una gran sensación… Sé que él estaría feliz”, afirmó Giannis, quien ya tenía en sus vitrinas los MVP de las 2 últimas temporadas de la NBA.

El ala-pívot de los Milwaukee Bucks, parte del Equipo LeBron, ofreció una exhibición con 36 puntos sin fallo, en una asombrosa estadística de 16/16 en tiros de campo, con 3 triples incluidos, además de capturar 7 rebotes y repartir 3 asistencias en apenas 19 minutos de juego.

Sus compañeros de equipo ocasionales Damian Lillard (Portland Trail Blazers) y Stephen Curry (Golden State Warriors) anotaron 32 y 28 puntos, respectivamente, con 8 triples cada uno.

Curry arrancó el juego con la muñeca caliente después de imponerse en el concurso de triples celebrado en la previa del partido.

“Finalmente pude compartir pista con Stephen Curry. Muy esperado, me ha encantado cada segundo”, dijo tras el juego LeBron. Ambas estrellas y rivales, que suman 7 anillos de la NBA, nacieron en la misma localidad, Akron, Ohio (conozca aquí sus millonarios salarios para 2021).

El veterano Chris Paul (Phoenix Suns) sumó 6 puntos y 16 asistencias y se convirtió en el jugador con más asistencias (128) en la historia del All-Star superando al mítico Magic Johnson (127).

Por el equipo que capitaneaba Kevin Durant, quien no pudo jugar por lesión, Bradley Beal (Washington Wizards) logró 26 puntos y Kyrie Irving (Brooklyn Nets) otros 24.

A pesar de que LeBron y otras figuras se habían opuesto a la celebración del All-Star en plena pandemia, ambos equipos ofrecieron el habitual espectáculo de volcadas, asistencias de fantasía y tiros imposibles que, junto a una defensa relajada, caracterizan a este juego de exhibición, cuyos concursos puede consultar aquí.

Según las reglas del partido, el equipo ganador fue el primero en alcanzar los 170 puntos, una cifra que correspondía a los 146 puntos que sumaba el equipo en cabeza antes del último cuarto (Equipo LeBron) más otros 24 en homenaje a Kobe Bryant (quien lució ese número y el 8 en su carrera).

El último cuarto, en el que no había limitación de tiempo, arrancó con ventaja 146-125 para el Equipo LeBron, que cerró el partido con un triple casi de medio campo de Lillard con el que llegó a los 170 puntos.

El 70º Juego de las Estrellas estuvo marcado por las restricciones de la pandemia de coronavirus – apenas 1.500 invitados pudieron acceder al State Farm Arena, en Atlanta, Georgia (Estados Unidos) – y un insólito formato que concentró en una sola jornada las actividades que habitualmente se reparten a lo largo de un fin de semana.

Curry ganó segundo concurso de triples en los All Star 2021

Stephen Curry cumplió con los pronósticos y alzó su segundo concurso de triples del All-Star en un trepidante final contra Mike Conley (Utah Jazz).

El base, ganador del certamen en 2015, debía superar los 27 puntos logrados por Conley y, tras errar 4 de los 5 tiros del primer carro, protagonizó una espectacular remontada hasta llegar a 28 puntos con el lanzamiento final desde la esquina.

Segundo mejor triplista de la historia (2.664 tiros anotados) por detrás de Ray Allen (2.973), Curry era el único participante que ya había ganado el concurso y le dedicó el triunfo a su compañero Klay Thompson, lesionado desde hace más de un año y medio.

Sabonis y Simons también brillaron en el Juego de las Estrellas

En el concurso de habilidades (Skills Challenge), el ala-pívot de los Indiana Pacers Domantas Sabonis se impuso en la final al montenegrino Nikola Vucevic.

El tercer concurso, de volcadas, se disputó en el descanso del Juego de las Estrellas y tuvo como ganador al joven Anfernee Simons, escolta suplente de los Portland Trail Blazers.

En una competencia sin la emoción de ediciones anteriores, Simons se impuso en la ronda final al ala-pívot novato Obi Toppin, de los New York Knicks, con un mate en el que atrapó muy arriba la pelota y machacó intentando besar simultáneamente el aro, sin conseguirlo.

El All-Star, el espectáculo de baloncesto más seguido a nivel mundial de la NBA, vino precedido este año por las críticas de sus jugadores, que reclamaban contar con una semana de descanso en medio de esta cargada temporada.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, se defendió de las críticas recalcando que los participantes estarían seguros en la “mini burbuja” que habían preparado en Atlanta.

A solo 8 horas de que arrancara el juego, la NBA retiró por precaución al camerunés Joel Embiid y al australiano Ben Simmons, estrellas de los Philadelphia 76ers, después de que su barbero personal diera positivo por COVID-19.